gimnasios

Escrito por José - - sin comentarios

Los gimnasios son aquellos establecimientos cerrados, que permiten la práctica del deporte en sus diversos aparatos. Si no le importa hacer deporte en un lugar cerrado, los gimnasios son un lugar estupendo para conseguir estar en forma, perder los kilos que sobran, moldear la figura, e incluso para mejorar una lesión leve ósea o muscular. Apuntarse a un gimnasio es recomendable, para obligarse varios días a la semana, a salir del sedentarismo tan poco saludable.

Practicar deporte en casa, no es lo mismo. Se puede dejar de ser constante más fácilmente. Aunque es cierto que numerosas personas se apuntan a los gimnasios, sobre todo después de las fiestas, y se cansan enseguida, a pesar de la gran variedad de maquinaria. Además, al estar rodeado de otras personas que hacen lo mismo, parece que uno se estimula y motiva. Aún así, los usuarios empiezan muy entusiasmados y con ganas de sentirse bien con su cuerpo, pero suelen precipitarse al vacío, dejando de lado el buen hábito del deporte. ¿Y cómo surgieron los gimnasios? El primer gimnasio interior fue, probablemente, el de Hesse, en el año 1852 y dirigido por Adolph Spiess, un amante de la gimnasia. También se crearon en Alemania en el siglo XIX, gimnasios exteriores, por parte del profesor Friedrich Jahn y el movimiento político de los Gimnásticos. En Estados Unidos, ese grupo de gimnásticos construyeron gimnasios en varias ciudades, como Cincinnati y San Luís, que tenían mayoritariamente población alemana. Más tarde, la idea de los gimnasios se desplazó igualmente a las escuelas, institutos, y Universidades. El gimnasio de la Universidad de Harvard, del año 1820, se considera el primer gimnasio interior de Estados Unidos. Estaba equipado con aparatos y máquinas para hacer ejercicio. Durante el siglo XX, los gimnasios han evolucionado y se han multiplicado, hasta llegar al concepto actual de lugares con máquinas, aparatos donde hacer ejercicios guiados. En España, los gimnasios también siguen este concepto, siendo algunos aún más completos. Muchos de ellos, ofrecen el aprendizaje de las artes marciales y de la defensa personal, asimismo que la natación. Son los multiusos. Los gimnasios han conseguido hacer mella en la gente para practicar deporte y verse bien. Numerosas son las personas que consideran los gimnasios como la mejor alternativa para practicar, adecuadamente, deporte. Además tienen la ventaja de la presencia de un monitor, que guia a la gente sobre el uso de los diferentes recursos técnicos. Máquinas de step, cintas, máquinas remo, máquinas de extensión de cuádriceps, bancos press, o bicis de spinning, son algunos ejemplos. Las mujeres acuden a los gimnasios, principalmente para quemar grasa y tonificar su cuerpo, sobre todo su tronco inferior. Así las máquinas de step son las preferidas de las féminas, por permitir eliminar los kilos sobrantes, y tonificar piernas y glúteos en un tiempo bastante corto. Los hombres tienden más a querer embellecer su musculatura superior: pectorales, cuádriceps, trapecios, bíceps. Para los que miran más el lado saludable del deporte, se ofrece la posibilidad de realizar un circuito cardiovascular. Es un circuito que recorre diez modalidades de aparatos, los cuales nos hacen trabajar todo el cuerpo, para conseguir un equilibrio saludable y estético. Los gimnasios incluso ofrecen estrategias para evitar el aburrimiento y el abandono. Estas estrategias estimulan a los clientes para no anclarse en el sedentarismo y el sobrepeso, situaciones cada vez más preocupantes en nuestra sociedad. Habría que imitar a Japón donde estar delgado, no es sólo una cuestión de estética. Allí es obligatorio por ley. El gobierno ha impuesto una ley, que dicta unas medidas mínimas para el tamaño de la cintura, haciéndole así la guerra a la obesidad, y otras enfermedades causadas por el sobrepeso. Los japoneses han respondido a esa ley, haciendo dietas y asaltando los gimnasios. ¿Los españoles estarían dispuestos a aceptar una ley así?

Escribir un comentario

¿Cuál es la cuarta letra en la palabra stguy?